fbpx

Jaro Anzoategui

Jaro Anzoategui

Nacido el 22 de noviembre de 1961, en Asunción del Paraguay, comienza la vida del tercer hijo de Doña Nidia Fidencia Virginia Mariño Cuevas y Don Gregorio Anzoategui Duarte. Sus padres han dado en llamarlo Jaro Ilicineo, siendo desde chiquito educado por su padre Don Gregorio, en la lectura, escritura, matemáticas y el gusto por el trabajo, ya que lo llevaba de compañero en las tareas de la tierra para la construcción de la futura casa familiar, en un terreno adquirido en ese nuevo barrio Asunceno y más tarde en la huerta familiar de donde se proveía alguna parte del consumo diario. A los 7 años de edad compone el grupo de alumnos del 2do grado de la escuela Fulgencio R. Moreno de Villa Morra, barrio que continuaba siendo de zanjas y yuyales, dando verdadero comienzo a sus estudios y preparaciones para el futuro, a donde asistía como todos los chicos del barrio con el uniforme escolar.

Culminado el quinto grado de la escuela, se hizo merecedor de recibir el pabellón escolar como consecuencia de sus méritos estudiantiles obtenidos durante los años que han pasado. Sin embargo, a instancias de su padre realiza la difícil tarea de acelerar sus estudios, consiguiendo completar con éxito el sexto grado, último del ciclo primario, en los tres meses que deberían ser dedicados a sus vacaciones escolares.
Dando de esta forma comienzo a sus estudios del ciclo básico, que fue completado tres años después en el Colegio Bautista de Villa Morra. El último ciclo de sus estudios de formación media, lo realizó en la Escuela Nacional de Comercio Nro.1, haciéndolo en el turno de la noche, ya que durante el día debía trabajar para ayudar al sustento familiar, considerando las dificultades financieras y económicas que pasaba la familia por aquella época. Tres años después concluye sus estudios secundarios en el año 1978, dejando para el futuro de su querido Comercio 1 un nuevo movimiento de estudiantes denominado Frente Revolucionario Estudiantil Nacionalista (FREN), creado ese año junto a un reducido grupo de amigos.
Como anécdota, es bueno indicar que al año siguiente ese nuevo movimiento gana las elecciones del colegio, desactivando así, una larga hegemonía del único y eterno movimiento estudiantil del Stronismo en ese colegio Nacional. Otra anécdota de aquella época digna de mencionar, es la huelga estudiantil que duró dos meses, asistiendo los alumnos al colegio, sin participar de aulas, como medida de protesta, a consecuencia de la injusticia de la época en asuntos estudiantiles, forzando a las autoridades a negociar los puntos en discusión.

Por ese entonces Jaro era Delegado del 6to curso, liderando así la defensa de compañeros afectados por la injusticia. Así también ha demostrado junto a sus compañeros, la responsabilidad de reponer las horas perdidas recuperando aulas y tareas, los sábados, domingos y feriados; completando antes de fin de año, todo lo perdido, formando una generación de bachilleres orgullosos de su destino. Por aquella época despierta el sentido político y social que lo viene caracterizando desde entonces, defendiendo y ayudando al más necesitado, con recursos propios o apoyado en instituciones de servicio, de las cuales participa o ha participado, justamente para servir. A partir de la culminación de sus estudios secundarios, la vida obliga al trabajo dejando los estudios universitarios para más adelante y Jaro forma familia en 1983, comenzando su pequeña prosperidad económica basada en el trabajo duro y el apoyo familiar.

Sin embargo, nada es fácil y sus progenitores siguen con problemas financieros y económicos, por lo que Jaro debe redoblar sus esfuerzos trabajando hasta 18 horas por día, con estudios universitarios de por medio, hasta conseguir sanear y estabilizar la economía de sus padres reorganizando la estabilidad de toda su familia.

Para entonces sus estudios universitarios estaban bastante avanzados, concluyéndolos en 1988, obteniendo la licenciatura en el área de Informática. Para entonces la formación y solvencia profesional de Jaro, lo hacían acreedor del respeto profesional de profesores universitarios, colegas y empresarios, hasta que un día se produce el primer llamado de ofrecimiento para trabajar en la represa de Itaipu, que siempre fue la mayor del país y sueño de muchos profesionales. Jaro la rechaza por considerar que no estaba listo para rendir sus mejores frutos en bien del país. Así, ha sido llamado en dos oportunidades más, con mayores ofrecimientos financieros y beneficios sociales, pero también los ha rechazado fundamentado en los mismos motivos. No era el momento. Finalmente, en 1989, es llamado nuevamente y esta vez acepta el desafío, presentándose a prestar rigurosos exámenes de ingreso, de cuya competencia fue seleccionado y dio comienzo a su trabajo por el país en la Entidad Binacional Itaipú a partir de junio de 1990. En 1997 concluye de forma exitosa, una ampliación más de su formación profesional, atendiendo que a principios de 1996 inicia el curso de Master en Dirección y Administración de Empresas, obteniendo el reconocimiento de MDAE. Desde su ingreso a la Entidad Itaipú Binacional, ha demostrado capacidad y profesionalismo, siendo inmediatamente reconocido por sus superiores, participando desde su inicio en las negociaciones de creación de dicho órgano, con sus pares Brasileños, logrando el pequeño equipo paraguayo de negociación, en la formación del primer órgano verdaderamente Binacional de ese Entidad.

Ese órgano dio en llamarse, Superintendencia de Informática, en la cual ha ocupado diversos cargos, hasta llegar a ser su administrador principal durante más de 5 años, bajo la denominación de Superintendente. Llegada la hora de prestar un servicio mayor a la patria, solicita su jubilación anticipada a la Entidad Itaipú Binacional el día 5 de mayo de 2017, para dedicarse a organizar y liderar un movimiento político donde pueda expresar libremente sus propósitos y convicciones de servir al pueblo para un Paraguay mejor. A partir de entonces Don Jaro Anzoategui se dedica exclusivamente al Movimiento Nacional Artistas del Paraguay, que es donde encontró los mismos sueños e ideales que lo impulsaron Siempre.

Fuente: http://www.mnapy.org/